jueves, 4 de junio de 2015

A leer IV


Trilogía de las guerreras.

  1. Deseo concedido.
  2. Desde donde se domine la llanura.
  3. Siempre te encontrare.

Podéis conocer mas a la autora Megan Maxvell, pasando por su web oficial.

Esta autora en el libro 1 Deseo Concedido, nos presenta a dos hermanas de distintos caracteres, dos formas de afrontar los problemas donde la protagonista Megan Philiphs, acostumbrada a ocuparse de sus hermanos, aprende desde muy joven a tratar los problemas de frente y sin esperar que nadie venga en auxilio de la joven damisela que se supone ha de ser.

De fuerte carácter, nos hace sonreír con todas sus aventuras, casi imposibles, en un mundo dominado por la rudeza de los jefes de los distintos clanes (grandes hombres que no saben qué hacer con ella) un mundo donde el papel de la mujer es el de procrear, hacer la comida, estar presentable y no dejar en mal lugar nunca a su esposo y clan.

La autora, muy en su línea de risueña positividad, nos presenta a Megan como la mujer, no joven damisela indefensa, sino mujer atrevida que sabe lo que quiere y que lucha contra todo y todos por proteger a los suyos, siendo estos sus hermanos, cualquier niño o mujer indefensa, los caballos, ancianos… y su propio corazón.

La contraparte Duncan, serio, rudo, disciplinado, pero que ante lo indomable del carácter de Megan sucumbe a sus encantos, a su fortaleza y juntos romperán las barreras socialmente establecidas y las propias que erigen como en casi todos los buenos libros de novela romántica que se precie, los protagonistas enamorados hasta decir basta desde el minuto cero sin saber que es lo que les pasa.

La saga sigue con Desde donde se domine la llanura, quizás el más serio y menos belicoso es como un puente para dejar seguir a sus personajes unidos hasta llegar al tercero Siempre te encontraré donde la autora retoma el hilo aventurero del primero.

Son tres libros interesantes, de aventuras, contados con humor.

De sus descripciones tanto de los paisajes como de los personajes se desprende nostalgia, es como si la autora quisiera, a pesar de las adversidades de aquella época, SER la protagonista, no solo hacernos a las lectoras anhelar esa dualidad entre la rudeza en proteger a los nuestros, la posesividad y la tremenda dulzura que hacen en cada pequeño gesto los protagonistas masculinos hacia las féminas, como el retirar el cabello levemente hacia detrás de las orejas, curar con la mayor de las dulzuras sus heridas bailar, jugar con los niños… en estos libros Megan quiere ser una de sus guerreras, y no solo ser una guerrera moderna, os los recomiendo se pasan mas de 15 minutos geniales.

Heidi moderna.

0 comentarios:

Publicar un comentario